viernes, 28 de noviembre de 2008

Schuster y Víctor se volverán a ver las caras


Hasta hace bien poquito, tanto Schuster como Víctor Muñoz habrían dado cualquier cosa por un reducto de paz. Parece que para ambos ya llueve menos, parece que empieza a abonanzar. Si bien ambos han tenido épocas mejores: el alemán ganó la Liga hace 6 meses; el aragonés ganó la Copa con el Zaragoza en 2004. En el caso de Víctor, la afición del Coliseum echa en falta el buen trato a la pelota que dieron Laudrup y el propio Schuster. Aunque haber parado en seco la marcha triunfal de un Barça arrollador ha calmado, en parte, las voces críticas.

Mañana se volverán a ver las caras dos ex compañeros que jugaron juntos 7 temporadas en el Barcelona. Les recuerdo a ambos. Eran muy disímiles. Schuster era genial, anárquico, inaccesible (el periodista que quisiese hablar con él tenía que hacerle el rendibú), tenía pase en largo y en corto y lanzaba faltas como los ángeles. Un fuera de serie. Víctor en cambio era un gregario disciplinado, eso sí, ponderado. Una pieza importante en el equipo azulgrana, en la Selección de Miguel Muñoz y en la Sampdoria de Vujadin Boskov. Pertenecieron a un Barça plañidero: un club que prefirió a Archivald en lugar de a Hugo Sánchez. Aquél en el que los Calderé, Carrasco, Julio Alberto y el resto de compañeros (salvo Schuster y dos más) hicieron un motín a José Luis Núñez en el Hotel Hesperia.

3 comentarios:

Hernán Darío dijo...

Hombre, me hago un paso por aquí, hace días no lo hacía..

Schuster ya debería hacer algo, hasta ahora no le he visto nada esta temporada...sólo la confianza a Higuaín...

Saludos

Anfield dijo...

El unico equipo donde Schuster ha demostrado maneras de buen entrenador, y con esto estoy dando a entender que en el Madrid no ha hecho nada contando con que no es nada del otro mundo ganar una liga con los blancos.

DRJ dijo...

Para mi Schuster no es buen entrenador. Su mayor logro previo a su llegada al Bernabeu fue perder una Copa del Rey y en su estacia en la casa blanca en lugar de construir y aportar cosas al equipo, más bien ha destruído lo logrado por su antecesor. A parte de eso, sigue pensando que todo el mundo debe hacerle el rendibú y los aficionados no estamos por la labor.

Un saludo!