sábado, 6 de diciembre de 2008

Manolo Jiménez


Cada vez tengo más claro que el Sevilla y Juande Ramos fueron, en esa etapa de grandes alegrías para la afición del Sánchez Pizjuán, compañeros de aprendizaje. Ni el Sevilla ha sido lo mismo sin Juande ni el segundo ha sido lo mismo sin el primero. Es indiscutible la dedicación y emotividad que Manolo Jiménez pone a su trabajo, pero no tiene la sapiencia de Juande. No es el hombre idóneo para guiar la escalada de un equipo que parecía predestinado a ser una nueva versión del Depor o del Valencia, conjuntos capaces de pelear la Liga y competir con solvencia en la Champions. De hecho, ya bajo el mando del preparador de Arahal, la participación de los sevillistas en la máxima competición continental fue más bien discreta.

Manolo Jiménez debió ser un puente entre el sufrimiento sin solución sobre el que no se pudo actuar, la muerte de Puerta y la huida de Juande a Londres, y entre los sentimientos de unos aficionados cuyos sueños de gloria más profundos empezaron a florecer. Después, Emery o Marcelino debieron capitanear un crecimiento que ahora parece frenado en seco. Escribo esto dejando claro que este Sevilla actual es un buen colectivo, capaz de rematar mañana un día negro que empezará con una Asamblea llena de sediciosos.

8 comentarios:

Alejandro dijo...

Tengo que admitir que Manolo Jiménez no es santo de mi devoción, eso está bastante claro, pero no por ello puedo dejar de agradecer y de alabar su buen trabajo al frente del Sevilla. ¿El sevilla no es el mismo desde que se marchó Juande Ramos? Pues no, pero no creo que exista la necesidad de recordar de que cuando el señor Ramos se marchó, el Sevilla estaba situado por debajo de mitad de tabla. La situación era insostenible, muerte de un futbolista, con lo que eso supone animicamente, y marcha del entrenador una vez comenzada la liga. El trabajo de Manolo Jiménez en ese sentido fue magnífico.

Otro equipo se hubiese hundido, y sin embargo, el Sevilla quedó clasificado para la copa de la uefa del año próximo. En la champions no se hizo mal, teniendo en cuenta que el partido frente al Fenerbache fue demasiado atípico. ¿Es que no es normal decrecer si vendes a Alves? Andrés, el Sevilla estaba orientado a daniel alves, y creeme que no es nada facil resetear unos automatismos. No teniendo a daniel alves el equipo tiene que jugar a otra cosa totalmente distinta. Quieras o no daniel alves condicionaba totalmente al colectivo.

El fallo del Sevilla esta temporada está en el centro del campo, y porqué no decirlo, en la planificación deportiva. La pareja romaric-maresca ha dado sobradas muestras de que no se complementan bien. El sevilla tiene que jugar con Fazio-Renato, y el rendimiento es mucho mayor. Con Jiménez el equipo ha mejorado tremendamente en el aspecto defensivo, pero fallan las llegadas de segunda línea -principalmente por la ausencia de renato- y la distancia entre las líneas es brutal.

Si se mejora en estos aspectos, el equipo notará inmediatamente el cambio. Otro de los problemas es en la banda derecha, donde hay que fichar a un lateral top sin lugar a dudas. Un lateral ofensivo que desdoble a Navas de vez en cuando. A ver si Konko se adapta y ofrece su mejor nivel. Los que hemos visto al futbolista frances en el Genoa sabemos que puede dar mucho más de lo que está ofreciendo en la actualidad. Mosquera sigue demostrando que es un futbolista negado para la práctica del fútbol.

Estamos viendo al mejor Jesús Navas en esta temporada, principalmente por la marcha de daniel alves. Está liberado de obligaciones táctico-defensivas y está mostrando su mejor rendimiento. Yo terminaría la temporada con Manolo Jiménez, y en la próxima ficharía a un entrenador contrastado, aunque tengas que gastarte de 4 a 5 kilos por temporada. ¿Porqué no Rijkaard?

Un abrazo Andrés

Chechu dijo...

Manolo Jiménez no está haciendo grandes cosas anque ha conseguido recupear algo del Sevilla de Juande. Evidentemente no es el Sevilla de antes, Jiménez peca de conversavor en sus decisiones. No me gusta como entrenador aunque tampoco es que tenga que ser destituido. No lo hace mal pero podría hacerlo mucho mejor, desde luego. Contra el Barça no se atrevió, como tantas veces.

Saludos

fernando dijo...

Quizá tampoco los jugadores están tan bien como antes y le faltan algunos importantes. REsulta dificil comparar épocas distintas. un abrazo.

villa dijo...

No se puede negar el mérito de Jiménez, ha sido capaz de mantener al equipo entre los mejores. Eso sí, si para afrontar esta temporada hubieran contado con los servicios de Emery o Marcelino a buén seguro podrían estar haciéndolo mucho mejor.
Saludos.

DRJ dijo...

A mi Manolo Jiménez no me parece mal entrenador, hay que tener en cuenta que el Sevilla actual, al menos para mi, es inferior en cuanto a plantilla que el Sevilla de Juande. No obstante, te doy la razón en que el Sevilla parece haberse estancado.

Un saludo!

La Quinta del Buitre dijo...

@ Alejandro

La marcha de Alves tenía la contrariedad de perder al mejor del mundo en su puesto, para esto sería inmanente al asentamiento definitivo de un Jesús Navas llamado a lideral la banda derecha en el fútbol español en los próximos años. Visto lo visto, lo segundo se va cumpliendo, pero demasiado despacio, y lo primero ha acabado siendo un problema.

La situación de Juande no era tan insostenible, y pienso que hubiese podido llevar al Sevilla a la Uefa.

El partido ante el Fenerbache fue atípico sí... El portero Bolkan os regaló un 2-0 con dos fallos de principiante.

No creo que el Sevilla deba entrar en ese trapo, o sea, pagar 5 millones de Euros a un técnico. El Depor no pagó ese salario a Irureta; tampoco el Valencia remuneró así a Benítez. Y ambos hicieron historia. El Sevilla debe mirarse en esos espejos. Marcelino es vuestro hombre. Además, Rijkaard entrenará al Milan.

Otro abrazo para ti.

Riikii dijo...

Si le dan tiempo y confianza ara algo grande.


saudos

Antonio Caballero dijo...

han cambiado muchas cosas en el sevilla...nada es igual desde la temporada pasada...


un saludo