sábado, 21 de mayo de 2011

Hamit Altintop


En el fútbol actual, en el que todo transcurre a ritmo vertiginoso, algo sucedido en 2003 es ya un recuerdo amarilleado por el paso del tiempo; empero, sin que nadie acudiera en auxilio de mi memoria, recordé perfectamente un suceso que se produjo durante ese año: el debut en la Bundesliga de la nueva incorporación del Real Madrid (llega gratis, tras la finalización del contrato que le unía al Bayern de Múnich), Hamit Altintop.

Aquello tuvo lugar en el transcurso del siempre ardoroso choque que disputan los más representativos conjuntos de la región del Ruhr: Schalke 04, del que él formaba parte, y Borussia Dortmund. Capturó mi atención su gran disparo desde fuera del área, una de sus prales. virtudes, ya que hizo dos goles en esa senda faceta. De suerte que este internacional turco que a los veintiún años jugaba en la 3ª división alemana, tuvo en la máxima categoría el debut soñado por todo futbolista: se llevó la gloria del gol por partida doble. Aquellos dos goles le hicieron bien a su autoconfianza y le abrieron las puertas de unos focos que ya no dejaron de apuntarle.

Hamit Altintop es un trabajador polivalente; no se trata del virtuoso que practica un fútbol de ensueño capaz narcotizar al más pagano, sino de un interior derecho de gran recorrido, capacitado para luchar por el esférico hasta la consunción, y siempre dispuesto a sudar la gota gorda. Estamos delante del típico jugador de equipo, al que habrá que ver cómo utiliza José Mouniño (su gran valedor). Aunque pueda usarlo como lateral derecho o mediocentro, quizá busque en él al sustituto de Pedro León, al margen de que ambos sean diferentes. Acabo este post con un dato: Louis Van Gaal rara vez posicionó al interfecto de lateral derecho.

http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: AS

No hay comentarios: