miércoles, 22 de junio de 2011

Neymar y la planificación con cuentagotas


Observo el posible aterrizaje de Neymar con una suerte de recelosa incertidumbre; empero, reconozco las aptitudes del chaval para ahogarla en una brusca oleada de regates imposibles. Antes de que se combine la transferencia de Neymar, la llegada de Agüero cada vez parece más improbable, la comparanza con Robinho está servida. No me parece justo, por mucho que yo no relacione las necesidades del equipo con su aterrizaje, ese tumulto de lucubraciones: cada jugador es una persona diferente, y cada persona es un mundo. Dicho esto, sí, no estaría mal podarle a Neymar algunos ademanes heteróclitos, si finalmente viene.

Una planificación con el viento a favor, es decir, aquella que no es planteada por mor de la presión popular, por el descontento de la masa o por el caos que produce un incuestionable barquinazo, posee ventajas clave como la tranquilidad: ofrece a la dirigencia tiempo para elaborar esquemas racionales, planificar cambios inteligibles, sin saltos cualitativos y sin rupturas drásticas con un pasado reciente que no tiene por qué ser desdeñado. Es lo que se podría llamar "planificación con cuentagotas".

Dicha planificación con cuentagotas podría ceder lugar a los inconvenientes bajo la presión por los malos resultados, el descontento y la impaciencia de la afición. Por fortuna, el Real Madrid no se encuentra en esa situación porque el proyecto de Mou tiene el respaldo de una hinchada cuyas pasiones parecen más o menos canalizadas, o sea, puede acometer gracias al viento a favor esa planificación con cuentagotas. Sabedor de que el equipo precisa únicamente de algún retoque, Mou no parece interesado en el perfil del 9 boya por el que peleó hasta la lasitud durante la apertura del mercado invernal.

El Real Madrid a priori necesita un jugador como Adebayor o alguien de sus características, no un virtuoso con ribetes de incógnita como Neymar... a menos que alguien en el club crea que el brasileño encierra dentro de sí algo descomunal, fuera de lo común, como escribió ayer Luis Nieto en AS (http://www.as.com/opinion/articulo/fuera-nuevo-messi/20110621dasdaiopi_7/Tes). Al menos, el club (o Mou), haga lo que haga, goza de crédito y se puede equivocar. Aunque ojalá no lo haga, y no se vea en la obligación de decirle al chico aquello de "menos samba e mais traballar".

 http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: AS

No hay comentarios: