martes, 14 de junio de 2011

Por 170 millones de euros se debe vender a cualquiera


Vivimos una época de bulos que algunos se tragan hasta el tobillo; si bien, a quien esto escribe, le hierven más de tres preguntas en la cabeza en relación con la supuesta oferta del Manchester City (170 millones de euros) por Cristiano Ronaldo, imaginando que fuese cierta. Y por ello, ayer, me quedé sosteniendo el periódico en la mano y el exabrupto en los labios, al ver que el Real Madrid no contempla la venta del astro portugués a cambio de semejante pastizal. Sin entrar en la veracidad de la oferta, estoy seguro de que el Real Madrid no la estudiaría llegado el caso, y no sólo a causa de la impopularidad que acarrearía.

Vamos a ver, ¿realmente, los aficionados que no aprobarían dicha operación, saben de cuánto dinero se trata? ¿Vale un jugador de fútbol tanto dinero? ¿Se debe cerrar la puerta de salida, no ya a Cristiano sino a Íker Casillas o a quién sea, por esa cantidad? ¿Por qué el Real Madrid no puede ser, durante un instante, si la situación así lo requiere, un club vendedor?

Un dedo acusador afilado como una bayoneta señalaría la puerta de salida a Florentino si llevara a cabo una operación tan ventajosa (quizá porque, al igual que otros presidentes de nuestro club, Florentino asumió que no puede convertir el sentimiento en empresa). En cualquier equipo de Italia, Inglaterra, Francia o de cualquier otro país del mundo, ante tal dineral, se relamerían en una sonrisa triunfante. Deberíamos preguntarnos por qué la mayoría de madridistas no ve con buenos ojos esta operación. Yo, desde luego, lo tengo clarísimo: por 170 millones de euros se debe vender a cualquiera.

http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: AS

No hay comentarios: