martes, 21 de junio de 2011

Sobre Bojan


El rostro de Bojan está enseñoreado por esa abrumada tristeza que nace de la frustración. No se puede decir que su estrella ha caído de golpe, ya que hace tiempo que surgieron en su juego los primeros síntomas de anquilosamiento. Muy lejos queda su esperado ascenso al primer equipo del Barça, y asimismo la negativa que estampó a Luis Aragonés para no acudir a la Euro-08 de Austria y Suiza. Las expectativas que levantó durante sus primeros pasos han contribuido a su no consolidación; muchos le subrayaron como niño prodigio y para él ha resultado una fatalidad enfrentarse a ese malentendido.

Ni la carestía de efectivos del plantel azulgrana le hizo avanzar posiciones en el escalafón de Guardiola; y en la Sub-21, la ausencia de un auténtico goleador le señaló con el dedo más que a nadie. Luis Milla no parece dispuesto a quedarse solo defendiendo un proyecto de crack en el que casi nadie en el fútbol español cree ya.

Parece que todo lo que sucede en este país se desarrolla en un teatro de operaciones totalmente ajeno a sus intereses. Con su trayectoria empantanada, su imagen es blanco fácil para los embates de la crítica, algo que le puede abocar al deseo de Luis Enrique de llevárselo a Roma. Creo que su pervivencia en la elite pasa irremisiblemente por un cambio drástico de aires. Luis Enrique y Marcos López, sus valedores, pueden sacarle del atolladero abisal en el que su falta de respuesta le ha hecho caer.

 http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: AS

No hay comentarios: