viernes, 3 de junio de 2011

Sobre el tema del Kun


Pocas cosas hay más eclécticas que el desarrollo de un fichaje enrevesado. Yo no veo necesario el fichaje del Kun, pero el tema axil de esta columna no es ése. Vayamos por partes: Sergio Agüero pide una salida del Atlético de Madrid; el desmarque tiene pinta de huida de un edificio en ruinas. No es el primer crack que, una vez dentro del Vicente Calderón, con el club oliendo a chamusquina, opta por poner pies en polvorosa para que no le salpiquen los escombros.

No ha sido difícil para los dirigentes rojiblancos asimilar el pinchazo de dolor que produce un anuncio así, ya que ellos mismos redujeron la cláusula del argentino de 60 a 45 millones hace pocas fechas, pero sólo sobrevendrá el desastre institucional si el futbolista acaba en el Real Madrid. Con el jugador perdido y hechos a la idea de que no volverá a vestir la zamarra rojiblanca, los rostros de los adminstradores colchoneros adquieren la rigidez del basalto ante el deseo que éste encierra: jugar en el Bernabéu.

Agüero no se resistió ayer a deslizar una pulla, o quizá fuese un aviso para caminantes: "Miguel Ángel Gil no me va a eligir el club donde voy a ir". Probablemente a él nadie le elija su próximo club, pero otros tuvieron que resignarse a ello cuando era el Real Madrid el interesado. Mendieta verbigracia. Curiosamente, el verano subsiguiente, el Valencia no puso trabas a la cesión del antedicho a un Barça menor. Miguel Ángel Gil únicamente le reclamaría los impuestos de la operación al Real Madrid. Al FCB, aunque ya no sea ese equipo menor del año 2002 sino el mejor FCB nunca visto, no.

Florentino Pérez debería cobrar conciencia de lo inoportuno que es tratar con tanto señorío a quien le quiere tan mal.

http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: AS

No hay comentarios: