sábado, 30 de julio de 2011

Mou ha de cambiar


Tras la expulsión injustísima de Pepe a manos de Stark, José Mouriño no se defendió contra la irracionalidad en la rueda de prensa, y de resultas, se tuvo que defender ayer ante los organismos 'uefos' a los que acusó de beneficiar al Barcelona. Al portugués no le quedó otro remedio que adentrarse en el túnel profundo del alegato y encarar su suerte sin subterfugios, con los argumentos más firmes que pudo articular junto a dos abogados del club y el conspicuo letrado Jean Louis Dupont. Tuvieron los 'uefos' un visaje de conmiseración, algo liviano, distendiéndole un poquito los grilletes y condonándole parte del castigo: un partido (conque aún debe cumplir dos).

Cuando expulsaron a Pepe, Mou, decidió echarse a la espalda el ciclópeo dolor colectivo. Desde luego que ése era un momento para quejarse, pero la ira lo venció por completo y junto a sus quejas avanzó demasiado lejos, donde a él no correspondía sino a gentes del club.

'THE SPECIAL ONE' ha de variar su puesta en escena en la temporada venidera. O variarla algo, al menos. Porque no puede continuar en el papel de un individuo que, cuando las cosas no le salen o una cosa no le cuadra, el cabreo y la impotencia le trastornan el sentido común y le dislocan la ecuanimidad. No se trata de que no se queje, sino de que lo haga como todos sus colegas, de vez en cuando. Sólo él gruñó a causa de los horarios en que se disputaban los partidos; solamente él gruñó por mor de una alineación de Preciado; únicamente él dijo que no entrenaría al Málaga, sólo él...

Sin embargo, me temo que este hombre se formó un personaje que no admite vuelta atrás. Una grieta en sus ansias de acaparar polémica sonaría en su interior cual campana de alarma. Provisto siempre de un irreductible ego, dice no ser un hipócrita, pero tanta sinceridad, a veces, dibuja un retrato estrafalario. El suyo.

http://twitter.com/#!/andrs_romero

Foto: MARCA

No hay comentarios: